Sobre los suplementos mágicos

¿Eres de lxs que se desesperan por buscar una solución rápida a un problema de salud, ya sea que te sientes cansadx, quieres adelgazar o "por si acaso" prefieres prevenir y tomarte toda clase de pócimas para asegurarte una salud de oro? Entonces debo advertirte: TE ESTÁN ESTAFANDO. 

La legislación europea permite la libre venta de cualquier suplemento que haya sido aprobado como "seguro" (no necesariamente como "eficaz") tomado en las dosis indicadas por el fabricante. Los laboratorios o empresas que crean estos suplementos, pueden hasta cierto punto emplear declaraciones nutricionales ("Supradyn activo: ¡recupera tu energía!") sin meterse en "fregaos" por estar en lo que llamamos vacíos legales. Por no hablar de que no están obligados a mostrar la evidencia científica en la que se han basado para considerarse tan necesarios (a no ser que el estudio en cuestión esté financiado por la misma empresa, claro está), ni a declarar las precauciones que han de tomarse en caso de interacciones con alimentos o fármacos. Únicamente se suele indicar que, "en caso de embarazo, consulte con su médico". Esto se aplica igualmente con muchos de los tan en boga supercacalimentos.


La industria alimentaria y farmacéutica lleva riéndose de nosotrxs un buen rato.

Veamos algunos ejemplos de lo que quiero decir:

Multicentrum lanza recientemente dos versiones de su multivitamínico, una línea para el hombre, y otra para la mujer (wtf?). Alega en la web de Pfizer, la farmacéutica creadora, que el compuesto para el hombre tiene más vitaminas del grupo B porque el hombre necesita más energía y éstas ayudan a su liberación. Por otro lado, la línea Mujer contiene más cantidad de ácido fólico, calcio y hierro. Nada de cuidar la dieta y conseguir tus micronutrientes gracias a los alimentos, eso no sirve, te haremos sentir que NECESITAS tomar esto con el beneficio de que a cambio puedes comer todo lo mal que te apetezca (nótese la ironía, por favor).

Floradix (habrás visto sus cansinas publis en el metro de Madrid) es un complemento vitamínico alto en hierro y con otra serie de compuestos. Su excusa principal para venderse es evitar el cansancio (¿te suena la foto de una señora rubia dormida sobre la rama de un árbol?). Tiene un su web un test de 12 preguntas para decirte si tienes falta de hierro o no. LO QUE LEES. ¿Para qué hacernos una analítica de sangre pudiendo salir de dudas con respuestas generalizadísimas y pretenciosas a un sólo click? 

Con buscar "pastillas para adelgazar", Google vuela mostrándome interesantes resultados. Cuarta posición, artículo del periódico La Opinión:"Las 10 mejores y más populares pastillas para adelgazar en el 2019". Checkeo la lista. Garcinia Cambogia, L-Carnitina, vinagre de manzana, extracto de té verde, moringa y otros compuestos, todos prometen acelerar el metabolismo, reducir el apetito, quemar grasas, adelgazar, aumentar saciedad...cero artículos para respaldar nada de esto.

Cero artículos para respaldar absolutamente nada que pueda aplicarse a la realidad. Porque la realidad no es, por ejemplo, que hacemos ejercicio, nos cuidamos, nos alimentamos correctamente, nos sentimos estupendos y, además, queremos potenciar los efectos con un suplemento (hay excepciones, para otro artículo). No. El día a día es que nos sentimos como una mierda, leer las etiquetas nos da pereza, hacemos esfuerzos en vano porque nadie nos ha enseñado nada, no nos da la gana gastarnos el dinero en un nutricionista y queremos un milagro.

Recuérdalo. La industria lo sabe. El márketing funciona. El poder como consumidor lo tienes tú.